Pechugas de pollo a la mostaza

En muy pocos minutos podrás degustar esta dorada pechuga de pollo cortada en tiras y acompañada de una sabrosa salsa de nata con mostaza. ¡Espectacular!

Receta de pechugas de pollo a la mostaza

Ingredientes para preparar pechugas de pollo a la mostaza

  • 4 pechugas de pollo
  • 4 cucharadas de mostaza
  • 150 ml. de nata líquida
  • 1/2 limón
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Sal

¿Cómo preparar pechugas de pollo a la mostaza?

  • Vamos a empezar cortando las pechugas de pollo en tiras, las vamos a salpimentar y las vamos a marcar en una sartén con un poquito de aceite de oliva (bien caliente) y con el zumo de medio limón.
  • Una vez dorada la carne, bajamos a fuego medio y vamos a añadir la mostaza. Removemos inmediatamente con una cuchara de madera y vamos a dejar durante unos pocos minutos hasta que nuestras pechugas de pollo vayan tomando cuerpo con la mostaza.
  • Posteriormente, seguiremos la preparación echando la nata líquida, y removiendo hasta que ésta reduzca y espese lo suficiente.
  • Entre medias, rectificaremos de sal y de pimienta, de forma que finalizado este paso, tengamos la salsa con el sabor, el cuerpo y la textura que buscamos.
  • Estas pechugas de pollo a la mostaza las podemos servir solas o acompañadas de unas patatas parisinas, de unos champiñones salteados, o con la guarnición que más nos guste. Eso sí, siempre asegurándonos de que estén bien calientes.
  • Foto orientativa: Flavorrelish
Nota del autor:

Os recomiendo usar mostaza de Dijon para hacer este plato, aunque si no tenéis, podéis usar cualquier otra.

Una vez hechas, corta las tiras de pechugas de pollo en daditos y sírvelas en pequeños cuencos acompañadas de su salsa de mostaza. Así convertirás este plato en una deliciosa tapa, pincho o canapé.

Además, podemos aprovechar la salsa para hacer un emplatado original, decorando de mil maneras y con decenas de añadidos posibles: alguna emulsión que favorezca un contraste de color, sésamo, pasas, etc. ¡Imaginación al poder!